Hipoteca fija: Todo lo que tienes que saber

Hoy las hipotecas fijas viven sus mejores días. El gobierno las incentiva, los bancos apuestan por ellas y, por supuesto, los clientes las solicitan. Frente a las hipotecas de tipo variable, las de tipo fijo ofrecen la seguridad de estar protegidas frente a las idas y venidas del euríbor. Sin embargo, este tipo de producto tiene ciertos aspectos relevantes que debes considerar antes de contratarlo.

hipoteca fija

Plazo e interés

 

En primer lugar, debes considerar que el tipo de interés que aplicará tu entidad bancaria a este préstamo no es el mismo en todos los casos y depende en gran medida del plazo de amortización. Cuanto mayor sea el plazo seleccionado, el tipo de interés que se aplicará será más elevado. Con el objetivo de conseguir un tipo inferior al 2% deberás seleccionar un plazo entre 10 y 15 años. Esto, por su puesto, tiene el inconveniente que disparará las cuotas mensuales y puede ser un problema si no tienes unos ingresos mensuales elevados.

 

Cuotas mensuales y productos vinculados

 

Un aspecto importante a valorar y al que no solemos prestar atención es la cuota mensual. Aunque se trate de un préstamo a tipo fijo que no depende de índices que puedan variar de un año para otro, las cuotas mensuales en hipotecas fijas también pueden variar por otras razones. Al no depender de este tipo de indicadores, el tipo de interés de una hipoteca fija viene ligado a la contratación de otros productos y el cumplimiento de ciertas condiciones de vinculación, como tener la nómina domiciliada, contratar seguros, y más. Ten en cuenta que, si a lo largo de la vida del préstamo estas condiciones cambiaran, tu cuota mensual podría variar. Con el objetivo de no llevarte ninguna sorpresa, antes de firmar una hipoteca fija debes preguntar cuáles son los productos que debes contratar y cuáles son las penalizaciones por incumplimiento.

 

Compensación de riesgo por tipo de interés

 

Revisa tus condiciones para conocer si tu hipoteca a tipo fijo incluye una compensación de riesgo por tipo de interés. Se trata de una comisión que tu entidad bancaria puede cobrarte en casos de amortización anticipada o subrogación que impliquen una pérdida económica para la entidad. Esta penalización, aunque no está regulada, puede estar entre el 0,5% y el 5%. Sin embargo, según el nuevo proyecto de Ley de Crédito que se presentará dentro de poco en el Congreso de los Diputados, sólo se permitirá al banco cobrar el 4% durante los primeros 10 años, y el 3% durante el resto de vida del préstamo en este tipo de situaciones.

 

Hasta aquí todo lo que debes valorar si estás pensando en contratar una hipoteca fija, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna duda en info@cliventa.com. Si estás pensando en vender tu casa con hipoteca puedes comenzar con una valoración del precio de venta: cliventa.com/valoración-gratis.