Gastos para vender mi casa

En la venta de tu casa, no todo son ingresos. La compraventa de vivienda conlleva una serie de gastos e impuestos que se deben abonar, tanto por la parte compradora como vendedora. Y aunque puedes encontrar mucha información acerca del sobrecoste que puede pagar un comprador de vivienda, vender tu casa también tiene una serie de gastos que debes tener en cuenta para fijar el precio de tu vivienda y no llevarte una sorpresa tras la venta. Aquí tienes todo lo que debes saber:

gastos-vender-casa

Plusvalía de hacienda (IRPF)

Los propietarios de un inmueble residentes en España están sujetos a tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), puesto que, tras la venta, se produce una ganancia patrimonial que debe incluirse en la declaración de la renta. La cuantía se calcula restando al valor final de venta, el precio por el que se compró la vivienda, y actualizado según un coeficiente que varía dependiendo del año en que se adquirió el inmueble. Esta es la cantidad que debe incluirse en la base imponible del ahorro del IRPF.

Se considera que existe pérdida patrimonial, y por tanto no se tiene que tributar, cuando el precio de venta es menor al que se pagó en la compra.

Los no residente en España, estará sujetos al Impuesto sobre la Renta de no Residentes.

A partir de 2015, con la nueva reforma fiscal, se ha encarecido la factura fiscal de aquellas personas que han vendido vivienda, especialmente aquellas compradas con anterioridad a 1994 ya que gozaban de un trato más favorable respecto a las compradas a partir de 1995. La ganancia patrimonial tributa de la siguiente forma:

  • Hasta 6.000€ al 19,5%
  • Entre 6.000€ y 50.000€ al 21,5%
  • Más de 50.000€ al 23,5%

Finalmente, debes tener en cuenta que si reinviertes la ganancia obtenida en la compra de una vivienda habitual, no segunda residencia, no deberás tributar por esa cantidad. Esto sólo se aplica sobre la cuantía de la ganancia destinada a la compra, la que no se utilice sí debe tributar.

Plusvalía municipal

Son muchos los vendedores de vivienda que desconocen la existencia de este impuesto hasta que el notario se los recuerda el mismo día de la firma. Según la localidad en la que se encuentre el inmueble vendido, deberás pagar al ayuntamiento correspondiente el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTU).

Su cuantía se calcula en base al valor catastral de la vivienda y los años que se ha tenido su propiedad. Aunque depende de cada ayuntamiento, por norma general se exige incluso si se han generado pérdidas con la venta. Si la transacción ha dado como resultado minusvalías, puedes reclamar la devolución de este impuesto una vez lo hayas pagado.

*Actualización Marzo 2017: ¡OJO! El TC declara la plusvalía municipal inconstitucional cuando hay pérdidas: Aquí todo lo que necesitas saber.

Notaría y registro

El comprador adquiere la vivienda libre de cargas, por lo que si al vender todavía tienes pendiente una hipoteca existen dos opciones:

  1. Cancelar anticipadamente el préstamo.
  2. Subrogar la hipoteca, es decir, que el comprador asuma la deuda pendiente.

En cualquiera de estas dos situaciones, las comisiones pueden ascender hasta el 0,5% del capital prestado durante los primeros cinco años, y al 0,25% para el tiempo restante de la hipoteca.

A parte de esta cancelación económica, no olvides que debes cancelar la deuda en el registro. En total, el gasto puede estar entre los 300 y 1.000€.

Otros gastos de la venta

Finalmente, y como la vivienda debe ser transmitida libre de cargas, debes afrontar cualquier pago pendiente como derramas, IBI, tasa de basuras o pagos de comunidad. Por norma general, debe hacerse cargo quien sea propietario del inmueble a día 1 de Enero. Por lo que, salvo que se pacte lo contrario, el vendedor es responsable de asumir cualquier impuesto de contribución.

Todo ello sin contar los gastos de comercialización de la vivienda en portales inmobiliarios, el certificado de eficiencia energética, obligatorio desde 2013, o las reformas y reparaciones necesarias para conseguir la venta.

Con todos estos gastos, parece casi imposible plantearse abonar también la comisión de una inmobiliaria, entre el 3% y 5%, que puede ascender a varios miles de euros. Por ello, desde Cliventa, te ofrecemos todos los servicios que necesitas para vender tu casa por una tarifa fija muy reducida. Con nuestra plataforma eliminamos los gastos innecesarios del proceso de venta para que puedas disfrutar de lo que te ahorras en comisiones. Entra en Cliventa.com y contrata tu plan desde 241€.

¿Alguna duda sobre los gastos que debes afrontar para vender tu casa? Ponte en contacto con nosotros en info@cliventa.com o en el 937.370.585.

4 comentarios en “Gastos para vender mi casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *