Barcelona, Barcino, Barna, o Ciudad Condal…

Comenzamos este blog adentrándonos en la conocida como “Ciudad Condal”. Algunos dicen de ella que es la capital más cosmopolita e internacional de España. Barcelona, con más de 1 millón 600 mil habitantes, es sin duda un puerto de conexión con Europa y el mundo.

sagrada-familia-1215301-639x424

Es capital de provincia (Barcelona) y de comunidad autónoma (Cataluña), y su área metropolitana cuenta con más de 5 millones de habitantes (sexta ciudad en población de la Unión Europea). Bañada por el mar mediterráneo, cuenta con más de 4 kilómetros de playa y una temperatura agradable durante casi todo el año. Además, su puerto es uno de los más importantes del Mediterráneo y está perfectamente conectada por tierra con autopistas y trenes de alta velocidad.

En ella han tenido lugar grandes eventos y acontecimientos internacionales como Las exposiciones universales de 1.888 y 1.929 o Los juegos Olímpicos del 92’. Hoy en día, Barcelona es sinónimo de innovación, emprendimiento y nuevas tecnologías. Prueba de ello es la elección de ésta como sede del Mobile World Congress.

Su historia comenzó con un pequeño pueblo Íbero, los “Layetanos”, que escogieron este enclave para asentarse, y pasa por los Cartaginenses, Romanos, Visigodos, y los ataques musulmanes, hasta la revolución industrial, las guerras y la dictadura. Finalmente, la integración de España en la Unión Europea propició el crecimiento que ha llevado a Barcelona a ser lo que representa hoy.

Cuenta con 10 distritos, la mayoría de ellos corresponden a antiguos municipios independientes anexionados durante los siglos XIX y XX, por lo que cada uno de ellos conserva su propia personalidad. Los más conocidos son la llamada Ciutat Vella, centro histórico de la ciudad, El Ensanche, conocido por su plan urbano basado en líneas rectas y manzanas con chaflanes, y Gracia.

La ciudad cuenta, además, con una larga y rica historia arquitectónica. Desde sus restos romanos, pasando por el Gótico medieval hasta llegar al Modernismo de Gaudí, con la Sagrada Familia, el Parque Güell o la Pedrera como máximos exponentes.

Tradicionalmente su economía se basó en el comercio, hasta la revolución industrial, cuando se convirtió en uno de los primeros territorios en iniciar la industrialización en la Europa continental. A partir de aquí, se convertiría en un enclave para la producción textil. Debido al incremento del precio del suelo industrial, las industrias y fábricas fueron asentándose cada vez más en su periferia, pasando su economía a centrarse en los servicios. Hoy Barcelona es también sinónimo de turismo, con más de 7 millones y medio de visitantes en 2013.

Las calles de Barcelona están repletas de monumentos, arte, teatros y cines, música en vivo, festivales, bares y terrazas. Es una ciudad que reboza vida y movimiento, en la que siempre hay algo que visitar, hacer o probar. Perfecta para dar un paseo junto al mar, perderse descubriendo sus rincones o, simplemente, tomarse un café bajo el agradable sol del mediterráneo.

Y tú, ¿vivirías en Barcelona?

4 comentarios en “Barcelona, Barcino, Barna, o Ciudad Condal…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *